Cómo lograr fluidez con el inglés

Todos queremos hablar inglés con fluidez, y cuanto antes mejor. Pero, ¿cómo podemos acelerar nuestro aprendizaje?

Hazte las siguientes cinco preguntas y entenderás lo que tienes que hacer.

1. ¿Qué Defines Como Fluidez?

En primer lugar, tendrás que preguntarte qué significa “inglés” o “fluidez” para ti. Por ejemplo, ¿te refieres al inglés de conversación, al inglés de negocios, al inglés de viajes, al inglés básico o al inglés médico? 

Otra forma de pensar sobre esto es: ¿Cómo te imaginas utilizando el inglés? Algunas investigaciones han demostrado que estamos más motivados cuando tenemos una idea clara de cómo utilizar un idioma. Esta motivación puede ayudarte a aprender más rápidamente.

Para saber qué quieres hacer con el inglés, consulta las listas de objetivos de aprendizaje comunes de Pearson GSE. Elige los objetivos que mejor se adapten a tus necesidades y dales prioridad. Después, utiliza esta guía para averiguar cómo puedes alcanzar esos objetivos de la forma más rápida posible.

2. ¿Con Qué Frecuencia Utilizas el Inglés?

Si quieres lograr fluidez oral, pregúntate: “¿Con qué frecuencia yo hablo en inglés?”. Si quieres convertirte en un lector más audaz, pregúntate: “¿Con qué frecuencia leo en inglés?”.

En otras palabras, pregúntate con qué frecuencia haces las cosas en las que quieres ser capacitado. Pregúntate también cómo puedes hacerlas más a menudo. Cuanto más practiques, más rápido mejorarás.

Por ejemplo, si quieres dominar el inglés, puedes buscar más oportunidades para practicar tu expresión oral. La inmersión es una forma eficaz de lograr dominio, y hoy en día no es necesario vivir en un país de habla inglesa para esto. Sólo tienes que hablar en inglés. Sí, ¡incluso contigo mismo!

3. ¿Cuánto te Gusta Estudiar Inglés?

Aprender cualquier idioma es un compromiso a largo plazo, y la motivación es la clave del éxito. Una gran parte de estar motivado (¡o de no perder motivación al menos!) es disfrutar lo que se hace.

Cuanto más te guste algo, más dispuesto estarás a dedicarle tiempo, incluso cuando estés cansado. Así que si no te gusta estudiar inglés, es hora de buscar formas de divertirte.

El primer paso es deshacerse de los métodos o herramientas de aprendizaje que no te sirvan.

  • ¿No te gusta memorizar vocabulario con tarjetas? Deja de hacerlo.
  • ¿No te gusta tu libro de texto actual? Deja de usarlo.

El aprendizaje de idiomas debe ser divertido y el proceso de aprendizaje es diferente para cada persona, así que no sientas la necesidad de estudiar de la misma manera que los demás.

En lugar de eso, piensa en lo que te resulta divertido y hazlo. Por ejemplo, si prefieres crear historias con palabras de vocabulario, hazlo en vez de tarjetas.

Cuanto más disfrutes aprendiendo inglés, más motivado estarás y más probable será que tengas éxito.

4. ¿Cuánta Asesoría Tienes?

¿Te has dado cuenta que los atletas olímpicos tienen entrenadores? Si hasta los mejores en su campo quieren ser guiados, ¡nosotros también deberíamos quererlo!

La mayoría de nosotros no podemos llegar al dominio de un idioma confiando solo en una aplicación gratuita o leyendo un libro de texto. También necesitamos nuestro propio “entrenador”.

Así que hazte las siguientes preguntas:

  • ¿Tengo alguien con quien consultar? 
  • ¿Hay alguien que pueda darme su opinión sobre mi nivel de inglés? 
  • ¿Hay alguien que pueda darme consejos para aprender?

Si no tienes a nadie para recibir este tipo de ayuda, puedes unirte a una clase o buscar un tutor privado.

5. ¿Cuánto Tiempo Dedicas a Estudiar?

¿Cuánto tiempo puedes dedicar cada día a tus estudios? ¿Puedes dedicarle más tiempo a tus estudios, por ejemplo, levantándote más temprano?

Si no puedes encontrar manera de dedicarle más tiempo al estudio, prueba esto:

  1. Haz una lista de todo lo que haces cada día e incluye el tiempo que le dedicas a cada actividad.
  2. Después de una semana, revisa la lista y mira a qué actividades puedes dedicar menos tiempo o eliminar de tu agenda. 
  3. Dedica ese tiempo extra a estudiar más!

Y no olvides que el aprendizaje del inglés no tiene qué realizarse únicamente durante el tiempo de estudio. Como dice el New York Times

“Las investigaciones han demostrado que cuando se repite lo que se sabe o se practica con frecuencia, se queda en la memoria. Así que si puedes incorporar lo que intentas recordar en tu vida diaria, idealmente a largo plazo, tus posibilidades de retenerlo mejoran drásticamente”.

Así que trata de encontrar formas de incluir el inglés en tu vida diaria. Por ejemplo, puedes ver televisión en inglés mientras haces tareas de casa o aprender inglés utilizando las redes sociales.

También Puedes Probar Engoo

Si respondiste las preguntas anteriores, es probable que hayas encontrado buenas formas de aprender inglés de manera más rápida y eficiente.

Pero si buscas formas aún más divertidas y eficaces de aprender, ¡regístrate con Engoo

  • Nuestros modelos de planes le facilitan a los estudiantes comprar un plan mensual y tomar lecciones diariamente, lo cual es posible porque cada lección es de sólo 25 minutos.
  • Tanto nuestro tutores como nuestros materiales didácticos son divertidos y atractivos. Solo tienes que elegir un tutor que te parezca interesante y empezar tu lección. 

¡Tu primera lección es gratuita!