5 cosas que tienes que decirle al tutor de inglés de tu hijo

La búsqueda de un profesor de inglés para niños no termina cuando encuentras a la persona “adecuada”. También tendrás que informarles de las expectativas que tienes con las clases, así como de los intereses de tu hijo o hija, su nivel de inglés y estilo de aprendizaje.

Cuanto más sepa el tutor, mejor podrá personalizar sus lecciones.

Así que, como padres, aquí te tenemos cinco cosas que querrás compartir con el tutor de tu hijo lo antes posible para que sus lecciones de inglés sean un éxito.

1. Objetivos

Desde el principio, es importante decirle al tutor lo que quieres que tu hijo extraiga de las clases, y cuáles son sus objetivos.

Informar al tutor sobre tus metas y las de tu hijo le permitirá adaptar su enseñanza y materiales a tus necesidades. Por ejemplo:

  • Si quieres que el tutor ayude a tu hijo a prepararse para un examen o mejorar su rendimiento escolar, él sabrá centrarse más en la gramática y el vocabulario y corregirlos más a menudo.
  • Si quieres que el tutor le prepare para el traslado de tu familia al extranjero, él sabrá que debe centrarse más en la capacidad de habla y escucha.

También puedes ser claro en cuanto a lo estricto que quieres que sea el tutor. Por ejemplo, si solo quieres que el niño se divierta con el inglés, puedes pedirle que juegue más y no corrija tanto a tu hijo.

Y si piensas proveer un libro de texto, también querrás comunicarle cuánto esperas que se adhiera a este. A veces, los tutores eligen otros materiales si observan que el libro de texto es demasiado difícil o demasiado sencillo o si el niño se aburre o se cansa. Por eso es útil decirles si es absolutamente necesario que utilicen estos materiales o si está bien hacer algo diferente a lo planeado.

Sea cual sea el caso, es importante que el tutor se ponga de acuerdo contigo desde el principio en cuanto a objetivos.

2. Nivel de Inglés de tu Hijo

También querrás informar al tutor sobre la aptitud del inglés de tu hijo. Esto puede ser cualquier comentario, desde “sólo saben decir hola” hasta “ahora están en tercer grado y parece que les va mucho mejor que a sus compañeros”.

También puedes compartir algunas de las experiencias de tu hijo aprendiendo inglés. Por ejemplo:

  • ¿Has expuesto a tu hijo al inglés en casa, hablándole o poniéndole la televisión o canciones en inglés? Si es así, ¿cómo han respondido a ello?
  • ¿Cuántos años ha estudiado inglés en el colegio? ¿A qué edad comenzó?
  • ¿Qué está aprendiendo tu hijo en sus clases de inglés ahora?
  • ¿Qué opina tu hijo de sus clases y profesores de inglés?

Si hay alguna experiencia relacionada con el inglés con la cual tu hijo no estuvo contento, asegúrate de informar al tutor. Esto les ayudará a evitar actividades que tu hijo no disfrutará. 

3. Intereses

No es fácil que un niño se siente delante de una computadora con un desconocido que le habla en otro idioma

Por eso, informarle a tu profesor de inglés en línea sobre los intereses de tu hijo puede ayudarle a conectar mejor y a mantener el interés. Por ejemplo, si el tutor sabe que a tu hija le gusta bailar, puede hacer algunos pequeños bailes con ella durante la clase para mantenerla interesada.

Estas son algunas cosas que puedes compartir sobre tu hijo para ayudar al tutor a trabajar mejor: 

  • Hobbies (como deportes, cantar, bailar, dibujar, leer, etc)
  • Comida y dulces favoritos
  • Películas y actores/actrices favoritos
  • Canciones y grupos musicales favoritos
  • Libros favoritos
  • Videojuegos favoritos
  • Canales de Youtube favoritos

4. Estilo de Aprendizaje

Aunque los tutores acabarán descubriendo la mejor forma de aprendizaje de tu hijo o hija, puedes ahorrarles mucho tiempo compartiendo directamente tus experiencias, por ejemplo:

  • Trucos que utilizaste para enseñar a tu hijo a dar una vuelta en bici o a atarse los cordones de los zapatos.
  • Cual es el profesor favorito de tu hijo en la escuela y su estilo de enseñanza.
  • Si a tu hijo le gusta que le feliciten (“¡Qué buen trabajo!” “¡Eres increíble!”), o que le premien (por ejemplo, con pegatinas), etc.
  • Si a tu hijo le gusta la competencia y los juegos.

5. Con qué Frecuencia Quieres Consultar

Por último, tener reuniones de consulta con el tutor de tu hijo puede hacer que sus clases sean más eficaces a largo plazo. Durante estas reuniones, tú puedes:

  • Hacer preguntas sobre el progreso de tu hijo.
  • Hacer preguntas como “¿Podrías enseñarle a mi hija más vocabulario?” o “¿Podrías corregir menos a mi hija?”.
  • Poner al tutor al tanto de la vida del niño, por ejemplo: “Hace poco hemos comprado un cachorro, así que puedes preguntarle a mi hijo por él” o “Su mejor amigo se ha mudado recientemente, así que puede estar un poco triste”.

Los tutores consideran este tipo de información muy útil. Asegúrate de decirle la frecuencia con la que te gustaría hacer este seguimiento para que él o ella sepa qué anticipar. Por ejemplo, te gustaría consultar cada dos semanas o una vez al mes?

¿Sigues Buscando un Tutor?

Si todavía estás buscando tutores, visita a Engoo! Somos una plataforma de tutoría en línea que enseña a estudiantes de dos años de edad en adelante.

También tenemos materiales para niños de todos los niveles. Si tu hijo no conoce el abecedario, no hay problema! Nuestros materiales para niños empiezan precisamente con esto. Y para niños mayores, tenemos unas series de materiales de clase para que se diviertan. 

Además, al inscribirse recibirás una clase gratuita, así que ¿por qué no lo pruebas?