Cómo hacer que tus hijos se interesen en el inglés

¿Qué trucos has probado para mantener interesados a tus hijos en el inglés?

Si eres como la mayoría de los padres, es posible que les hayas dicho que aprender inglés les será muy útil en el futuro. Sin embargo, la psicología nos dice que trabajar por una recompensa en un futuro lejano no resulta motivador para los adultos, ¡y menos aún para los niños!

Hoy te presentamos cinco cosas sencillas que puedes hacer en casa para que tu hijo se interese en el idioma inglés. (Léase: engañarlos para que piensen que fue idea de ellos).

Nos enfocaremos en los niños de diez años o menos para el siguiente artículo.

1: Haz que el inglés sea parte de su vida cotidiana

Los niños son inteligentes, y por esta razón se darán cuenta de inmediato si estás tratando de enseñarles algo que no les es útil. Entonces, la primera orden del día será evitar que los niños pregunten: ¿Para qué necesito el inglés? Hay que hacerlo tan fácil y natural para ellos como el respirar.

Una buena forma de hacer esto es presentarles el inglés tan pronto posible.

Hay muchas formas de hacerlo, como las que veremos a continuación:

  • Cómprales juguetes y libros en inglés.
  • Si estás planeando contratar una niñera para ellos, trata de encontrar una que hable inglés o tenga un buen conocimiento para usarlo con tus niños.
  • Prueba hablar en inglés  con tus amigos delante de ellos. Si esto no fuera posible, puedes practicar conversaciones con un tutor de Engoo.
  • Si tu hijo tiene permitido usar una tableta o un teléfono, configura el lenguaje al inglés.

Colorido alfabeto inglés de juguete en madera.
Los juguetes simples que permiten un juego abierto y mucha interacción de padres son los mejores.

También puedes mezclar el inglés en las rutinas cotidianas que tienes con tus hijos. Por ejemplo, supongamos que vas de compras a la tienda de comestibles con tus hijos. En el trayecto en auto puedes ponerles algunas canciones en inglés. (Super Simple Songs es un buen sitio para empezar si necesitas algunas ideas).

En la tienda de comestibles, haz un juego para obtener los productos que quieras, invitándolos a ir a por ellos en inglés: ¡Ve a por las bananas! ¡Ve a por las manzanas! ¡Te reto a que no recuerdas dónde están los kiwis!

Exponer a tus hijos al inglés no sólo los familiarizará con cómo suena y se ve el idioma. También se convertirá en algo natural para ellos.

*Nota: La Academia Americana de Pediatría no recomienda el uso de pantallas con niños menores de 18 meses, a menos que estén haciendo videollamadas.

2: Haz que el Inglés sea divertido para ti y para tus niños

Muchos padres se presionan para que sus hijos logren hablar inglés fluido pronto. Sin embargo, es mejor hacer las cosas paso a paso. Por ahora, concéntrate primero en despertarles el  interés por el inglés.

Recuerda que una parte importante de estar interesado en algo es no odiarlo. Trata de focalizar en que las experiencias de tus niños con el inglés sean lo más disfrutables y libres de estrés posibles.

Esto significa que, en lugar de mandarlos a clases de inglés para que los taladren con gramática y vocabulario, es mejor que les ofrezcas películas para niños, programas de televisión y canciones en inglés. 

Para empezar, puedes consultar el canal oficial de YouTube de Peppa Pig’s o Disney+ donde encontrarás películas de Disney así como documentales de National Geographic y otros contenidos educacionales en Inglés.

Ten en cuenta que cada niño tiene una definición diferente de lo que es “divertido”. Si a tu hijo le interesan los deportes, por ejemplo, probablemente sea mejor que mire partidos en inglés. Si a tu hijo le gusta cocinar, mirar programas de cocina e intentar cocinar con recetas en inglés pueden ser buenas opciones.

No olvides que la diversión es contagiosa. Si tus hijos ven que tú encuentras diversión con el inglés, ellos también lo disfrutarán.

Algunos padres nos han contado cómo solían tocar algunas canciones de inglés que les gustaban mientras hacían las tareas del hogar, y cómo un día sus hijos, de repente, ¡Comenzaron a cantarlas!

3: Convierte el inglés en un tema familiar

Ten en cuenta que la interacción es clave a la hora de aprender lenguajes, ya sea para nuestro idioma nativo o uno extranjero. Después de todo, ¡Los lenguajes no son una calle de una sola dirección!

Cuanto sea posible, trata usar inglés cuando estés realizando actividades con tus hijos. Mira películas, canta canciones en inglés y juega juegos sencillos con ellos como el de “busca y encuentra” aplicando el inglés.

Hacer arte y manualidades juntos, como origami o pintura, es una buena forma de presentarles a ellos los sustantivos más simples, las formas y los colores. (Recuerda que trabajar en las habilidades motoras de tus hijos puede ayudar a desarrollar su lenguaje).

¡Y no olvides los libros ilustrados! Estos pueden ser bilingües o completamente en inglés. Clásicos como The Very Hungry Caterpillar son un gran éxito con los niños, además de tener como máximo una oración por página, por lo que no deberían ser complicados de leer aún si tu mismo, como padre, no te sientes confiado con tu propio nivel de inglés.

Si sientes dudas sobre cómo leerle a tus niños en Inglés, hay muchos videos de gente que hace esto y de los cuales puedes aprender.

Es mejor que los niños escuchen leer a sus padres, y no a videos de la computadora, por lo que no te preocupes si cometes errores. El propósito de estas actividades es divertirse mientras se practica inglés.

4: Haz del inglés un tema entre amigos

Es importante que los niños se den cuenta de por qué el inglés es útil para ellos, y una buena forma de lograrlo es que hagan amigos que hablan inglés.

De hecho, si un niño no tiene nadie que hable en inglés, no verán razones para usarlo e incluso podrían pedirte que dejes de usarlo con ellos.

Para asegurarte que el inglés siga siendo importante para ellos, te damos los siguientes consejos:

  • Busca un grupo de juegos para tus niños donde se hable inglés. No es necesario que sea totalmente en inglés, de hecho, y es bueno que haya familias de todo tipo. Lo importante es criar a los niños en un ambiente bilingüe y multicultural.
  • Inscribe a tu hijo en un jardín de infantes o preescolar en el que hablen inglés, donde no sólo enseñen el idioma como materia, sino que lo apliquen en otras asignaturas.
  • Si tienes amigos o familiares en países de habla inglesa, que a vez tengan hijos, intenta visitarlos para las vacaciones o hacer videollamadas. Así, los niños terminarán por asociar el inglés con las vacaciones y los amigos.
  • Contacta a algunos niños más grandes, que hablen inglés y estén interesados en las cosas que a tus hijos les interesan.

Si no puedes organizar encuentros en persona para que tus hijos interactúen, prepara videollamadas y trata de mostrarle videos de niños alrededor del mundo hablando inglés, o trata de encontrar amigos por correspondencia de otros países, para que puedan escribirse o hacer llamadas.

5: Profesores de inglés online

En caso de necesitar más ideas, te damos una sugerencia final: Profesores de inglés online.

Los profesores online son una vía fácil y asequible de hacer que tus hijos tengan la interacción uno a uno que necesitan para aprender inglés, sin afectar tus finanzas, con la ayuda de un profesor privado. Los tutores en línea también te ahorran el trabajo de trasladarlos físicamente a la actividad.

Con Engoo, puedes estar seguro que nuestros tutores mantendrán interesados a tus niños en aprender inglés. Ellos los elogian y recompensan frecuentemente para hacer agradable el proceso de aprendizaje.

Tenemos miles de tutores de más de cien países, lo que significa que estamos abiertos 24/7 y tus niños podrán conocer a personas de todo el mundo, desarrollando una mentalidad global desde temprana edad.

Recuerda que los nuevos usuarios registrados obtienen una lección gratis. 

¡Empieza hoy!