TOEFL o IELTS: ¿Qué certificación debo tomar?

A primera vista, el IELTS y el TOEFL* parecen similares:

  • La mayoría de escuelas aceptan ambos exámenes.
  • Ambos duran alrededor de 3 horas.
  • Ambos examinan las mismas habilidades: lectura, escritura, habla y escucha.
  • Cuestan alrededor de 200 dólares (aunque depende del país) y ambos permiten enviar los resultados a alrededor del mismo número de instituciones de forma gratuita (cuatro en el caso del TOEFL frente a cinco en el del IELTS).

Pero, como dice el refrán, “the devil is in the details.” Así que a continuación, compararemos cinco aspectos de estos exámenes, nos referiremos a una investigación real, y compartiremos nuestra propia experiencia preparando a estudiantes para ayudarte a decidir cuál Examen de inglés te destacaría mejor en tus puntos fuertes!

*Nótese que por “TOEFL” nos referimos al TOEFL iBT y por “IELTS” nos referimos al examen académico IELTS

1. Tipo de Inglés Utilizado

Lo primero en lo que piensan muchos estudiantes cuando consideran cuál examen tomar es el tipo de inglés que se usa. Como probablemente sepas, el TOEFL usa principalmente  inglés americano mientras que el IELTS usa principalmente inglés británico.

Puedes escuchar ejemplos de pasajes de TOEFL aquí y de IELTS aquí para ver si tienes una fuerte preferencia por uno sobre el otro.

Sin embargo, ten en cuenta que:

  • Tanto el TOEFL como el IELTS se aseguran de contratar a actores de voz que puedan hablar con claridad y una pronunciación estándar. 
  • No importa qué examen elijas, no serás penalizado por usar una variante de inglés sobre la otra.

2. Con Persona o Por Computadora

Otra gran diferencia que los estudiantes suelen mencionar es el hecho de que los exámenes de habla del IELTS te permiten hablar con una persona real.

Sin embargo, nosotros como plataforma de tutoría que ha preparado a miles de estudiantes, sabemos que por cada estudiante que le encanta tener una persona en la sala, hay otro estudiante que sintió que su examinador era poco amigable, poniéndolos nerviosos.

Este es nuestro consejo:

  • Si puedes hablar con todo tipo de personas, eres un buen candidato para un examen en persona.
  • Si crees que tu rendimiento se verá afectado por la actitud de tu examinador, entonces podrías tener mejor rendimiento en un examen por computadora.

3. En Papel o Por Computadora

A algunos estudiantes también les gusta que el IELTS proporcione una opción en papel para el examen mientras que el TOEFL está basado en computadora.* Así que si te sientes más cómodo escribiendo a mano que en una computadora, la versión en papel del IELTS es la mejor opción.

Sin embargo, ten en cuenta que si tus estudios requerirán mucho tecleo en inglés, tal vez quieras empezar a practicar con el mismo TOEFL.

Además, ten en cuenta que el tiempo que toma recibir tus resultados depende del tipo de examen que tomes. Los resultados de los exámenes por computadora salen más rápido, lo que es importante si tienes prisa.

Aquí están las comparaciones: 

*Nota: El TOEFL tiene una versión en papel. Sin embargo, esta versión no tiene una sección de habla y sólo se ofrece en áreas con acceso limitado a Internet..

4. Contenido

La mayor diferencia entre el TOEFL y el IELTS en realidad es el contenido. El TOEFL es más académico que el IELTS.

Como explica el Director Ejecutivo del TOEFL, “el 100 por ciento del contenido del TOEFL se extrae de textos universitarios”.  

Además, una investigación del 2018 de más de 90 exámenes de TOEFL y IELTS encontró que las secciones de lectura del TOEFL tienen en promedio el doble de pasajes de ciencia que las del IELTS. (La investigación también ha encontrado que las personas encuentran pasajes científicos más difíciles que los de artes y humanidades)

Adicionalmente, la sección de escucha del TOEFL se presenta como conversaciones y conferencias en campuses universitarios. Para responder a preguntas después de las clases, tendrás que tomar notas mientras escuchas, como si fuera una clase real.

Por otro lado, el IELTS presenta pasajes de lectura y escucha que son más familiares para la mayoría de estudiantes, como artículos de revistas y conversaciones cotidianas. 

Esta diferencia también es clara en los exámenes de habla. Mientras que el TOEFL puede prepararte más para un examen oral o una discusión en clase, el examen de habla del IELTS está diseñado más como una conversación. El examinador primero hace preguntas sobre ti, luego te pregunta sobre un tema, y finalmente, te hace discutir el tema de una manera más general o detallada. Puedes ver cómo es el examen de expresión oral en nuestros materiales de expresión de IELTS. 

En conclusión, estudiar para el TOEFL puede prepararte mejor para las situaciones que encontrarás en tus estudios. Sin embargo, este aspecto del examen también lo hace más difícil para muchos estudiantes.

5. Tareas

La siguiente gran diferencia es las tareas. 

En la sección anterior discutimos cómo el TOEFL podría ser más difícil en términos del contenido. Sin embargo, los examinadores a menudo encuentran que las tareas del TOEFL son más fáciles, y aquí está el por qué: 

  • Las preguntas del TOEFL son principalmente de opción múltiple. 
  • Las preguntas sobre la lectura de pasajes dicen enn qué párrafo del pasaje buscar las respuestas (por ejemplo, “Según el párrafo uno, ¿cuál es el problema?”). 
  • Las preguntas del TOEFL son secuenciales: primero te preguntarán sobre el párrafo uno, luego el párrafo dos, y así sucesivamente. 

Por otro lado, las preguntas del examen IELTS son más variadas. Por ejemplo, la página web oficial menciona los siguientes tipos de preguntas:

  • Opción múltiple…
  • Verdadero, falso o “no establecido”
  • Matching
  • Espacios en blanco
  • Preguntas de respuesta corta

Cada vez que te encuentres con un nuevo tipo de pregunta, tendrás que “switch gears.” Y para las preguntas de respuesta larga, serás penalizado por tu ortografía o gramática incorrecta.

En la sección de escritura, el IELTS también te pedirá que analices e intérpretes diagramas. Así que si no tienes tanta confianza en tus habilidades analíticas, esto también hará que el IELTS sea más difícil para ti.

Sin embargo, las secciones de Habla y Escritura del TOEFL también tiene algunas tareas desafiantes, que combinan hablar o escribir con escuchar y/o leer algo. Esto significa que tendrás que leer un texto o escuchar una grabación y luego hablar o escribir sobre lo que has aprendido.

Entonces, ¿cuál examen es mejor para ti?

Si te sientes intimidado por la información, no te preocupes! Aquí hay una lista para ayudarte a decidir:

𝤿 Tengo problemas para entender el inglés norteamericano.
𝤿 Prefiero firmemente un examen en papel a uno por computadora (y puedo tomar el examen en papel por lo menos dos semanas antes de la fecha límite de mi aplicación).
𝤿 Prefiero firmemente un examen oral en persona que grabarme a mí mismo.
𝤿 Prefiero tambien que me hagan un examen de inglés cotidiano en lugar de inglés académico.
𝤿 Tengo dificultades para entender textos de ciencia.
𝤿 Me siento cómodo con los exámenes que tienen muchos tipos de preguntas (es decir, no sólo de opción múltiple).
𝤿 A menudo trabajo con gráficos, tablas, diagramas y cuadros.

Si marcaste cinco o más de esas casillas, debes considerar seriamente el IELTS. Si dejaste cinco o más de estas casillas en blanco, ve por el TOEFL.

En cualquier caso, si necesitas ayuda para prepararte, sé que nuestros tutores están aquí las 24 horas del día. Con una simple búsqueda, puedes encontrar tutores que tienen experiencia en la preparación de estudiantes para el  TOEFL o el IELTS. Algunos de nuestros tutores incluso han hecho esos exámenes ellos mismos. Tu primera lección es gratis, así que no tienes nada que perder!