No dejes que estas excusas te impidan para aprender inglés

  • “Quiero llegar a ser fluido en inglés, pero no soy bueno en eso.”😢
  • “Intenté aprender inglés antes y fallé. ¡Nunca seré fluido! ” 😢😢
  • “Simplemente no me gusta aprender un lenguaje. ¿Por qué intentarlo?” 😢😢😢

Si estás aprendiendo un lenguaje o conoces a gente que lo está, probablemente has dicho o escuchado las frases anteriores.

Sin embargo, ninguno de ellos se basa realmente en la investigación. Son sólo excusas para no aprender un lenguaje. Profundicemos en el por qué.

1. Pero intenté aprender  inglés antes y fracasé.

Desafortunadamente es muy común para la gente to creo que no aprendieron un lenguaje porque no tienen un “don” para los idiomas.

Sin embargo, las causas reales fueron probablemente mucho más simples: 

  • La falta de motivación.
  • Estar demasiado ocupado.
  • El método equivocado.

Por ejemplo, la mayoría de nosotros estudiamos un idioma extranjero en la escuela. Pero lo más probable es que tomaste la clase porque era obligatorio, no porque te gustara la asignatura o tuvieras alguna razón para usarla. Esto es una falta de motivación.

Algunos de nosotros tomamos clases de idiomas después del trabajo. Si el trabajo es intenso, se nos hace difícil ir a esas clases o hacer tiempo para estudiar. En este caso, no es que no hayamos aprendido el lenguaje ; la vida simplemente se interpuso en el camino.

Y si tus clases te enseñaron gramática y vocabulario pero no te dieron mucho tiempo para para hablar en inglés, entonces no puedes esperar adquirir dominio de Inglés. Este es un ejemplo del método equivocado que se está usando.

Sin embargo, con la motivación y el método correctos, ¡la mejora no será un problema! 

2. Pero no soy bueno para aprender lenguaje.

Es cierto que algunas personas son mejores en el aprendizaje de idiomas que otras. Pero eso no significa que sea imposible para ti o para cualquier otra persona mejorar. 

La mayoría de nosotros no somos matemáticos premiados, pero podemos hacer matemáticas básicas. La mayoría de nosotros tampoco puede hacer comida de calidad Michelin, pero probablemente podamos aprender a hacer pasta. 

Del mismo modo, no todos podremos escribir libros de éxito en otro idioma, pero todos podemos llegar a ser lo suficientemente buenos para tener una conversación, pedir comida o lo que sea que queramos hacer con el idioma.

Así que en lugar de pensar en la fluidez en un idioma extranjero como una especie de talento, piensa en ello como una habilidad. Como cualquier habilidad, cuanto más practiques, mejor te convertirás. Esto significa que cualquiera que esté dispuesto a practicar regularmente puede alcanzar un ingles muy bueno que desee.

3. Pero no me gustan los lenguajes.

Es cierto que si te interesan los idiomas te divertirás más aprendiendo y probablemente mejorarás más rápidamente. Pero amar un idioma es sólo una pieza del rompecabezas.

De hecho, muchas personas que no aman los idiomas todavía logran aprenderlos. Pregúntale a cualquiera que haya tenido que mudarse a otra parte del mundo.

“Pero”, pueden argumentar, “¡eso es porque necesitan aprender el idioma para sobrevivir! Yo no tengo ese tipo de motivación”. Eso puede ser cierto, y por eso puede ser muy útil para averiguar cuáles son sus motivaciones.

  • ¿Quieres conseguir un ascenso o un trabajo mejor? 
  • ¿Quieres estudiar en el extranjero? 
  • ¿Quieres hacer amigos con personas de otros países?

Trata de imaginarte haciendo estas cosas. Aunque no te enamores del idioma que estás aprendiendo, definitivamente te encantarán los resultados de dominarlo.

¡No más “peros”!

Nada te impide aprender inglés.

En Engoo, lo sabemos por experiencia. A través de nuestros 25 minutos

 lecciones online, cientos de miles de estudiantes han logrado lo que nunca pensaron que fuera posible: habla un ingles muy bueno.

Si aún no estás convencido, aquí tienes una historia de uno de nuestros estudiantes: Mutsumi, un director de cine de Japón.

Antes de estudiar con nuestros tutores, Mutsumi tenía todas las dudas que tú tienes. Por ejemplo, cuando le preguntamos si le gustaba el inglés, respondió: “Lo odiaba, jaja”. Era mi peor asignatura en el instituto”. 

Y definitivamente tuvo algunas experiencias negativas para hablar en inglés que la llevaron a pensar que no era muy buena en ello: 

“Cuando estaba en el instituto, el inglés era mi peor asignatura. En la escuela media, no era tan malo, pero para la secundaria, la gramática y el vocabulario se complicaron y había tantas cosas más que necesitaba memorizar que me sentí abrumada… Odiaba el inglés como asignatura y el inglés con notas”.

Sin embargo, cuando consiguió un trabajo y empezó a necesitar comunicarse con directores extranjeros, se dio cuenta de que quería decir más en inglés que “sí”, “no” y “OK”.

Desde entonces, Mutsumi ha tomado lecciones online con nuestros profesores durante un año. La última vez que habló con nosotros, explicó con orgullo que ahora puede presentar sus películas en festivales internacionales de cine y discutir películas con directores de otros países.

Así que si todavía te preguntas si alguna vez hablarás inglés con fluidez, la respuesta es “sí”. Sólo inténtalo. Además, todo el mundo tiene una lección de prueba gratis con Engoo, ¡así que no tienes nada que perder!